Contrario a lo que muchos hubieran pensado, el Guadalajara de José Saturnino Cardozo dejó buenas sensaciones en su debut del Apertura 2018, sin embargo los Xolos demostraron que hay cosas que nunca cambian y mantuvieron la paternidad que tienen sobre el Guadalajara en el Estadio Caliente.

Al son de 2-1 fue que Chivas perdió el invicto apenas en sus primeros 90 minutos de torneo, y entre las asignaturas pendientes para el cuadro rojiblanco quedará el defenderse mejor en las jugadas a pelota parada, pues en un par de tiros de esquina fue que Xolos venció la cabaña de un Raúl Gudiño que estuvo en plan grande.

Luego de un vibrante primer tiempo en el que el partido fue de ida y vuelta, Tijuana inauguró el marcador hasta el minuto 56’: en un córner que Erick Torres peinó con la cabeza, Juan Martín Lucero llegó para definir con un testarazo que sacudió las redes. Dos remates en el área y se inauguraron los cartones.

Parecía que la noche se le vendría encima a un Chivas que había hecho bien las cosas, pero apenas en un par de minutos pudo componer el rumbo gracias a un sorpresivo gol del lateral Josecarlos Van Rankin, quien luego de una gran triangulación del Rebaño y una asistencia precisa de Orbelín Pineda, definió con rencor para marcar su primer gol como jugador rojiblanco, en su partido de debut con la playera del Guadalajara.

Gudiño había dado un gran juego apareciendo en los momentos más oportunos, mostrando la madurez que le dio el futbol europeo, sin embargo su gran noche terminó por empañarse al 74’, minuto en que Xolos volvió a vencer su marco en otro tiro de esquina.

Xolos cobró su córner y ahora Lucero fue quien peinó para que José Rivero definiera pegado al poste derecho del Rebaño. Había tiempo para pensar en una posible remontada, pero entonces el Guadalajara dejó de tener claridad a la hora de ir al frente.

Para poner el juego aún más cuesta arriba para Chivas, Michael Pérez se fue expulsado del partido al 79’, pues una patada sobre Omar Mendoza le costó su segunda amarilla del encuentro al contención tapatío.

A final de cuentas y más allá del resultado, el debut de Chivas dejó buenas sensaciones con un Isaac Brizuela y un Eduardo López que volaron por las bandas y generaron peligro.

Por desgracia para Cardozo y los suyos, las jugadas a balón parado siguen siendo su dolor de cabeza.