Por las reducidas viviendas que construye el Instituto del Fondo Nacional de Vivienda para los Trabajadores (INFONAVIT), el sector obrero pedirá este primero de mayo al gobierno federal que las casas se construyan más amplias con espacios suficientes para las familias.

Mercedes López Lozano,  dirigente del sindicato en la maquiladora APTIV II, ubicada en carretera a Soto la Marina, consideró que contar con viviendas dignas es la legítima aspiración de cualquier trabajador.

Pero que en contraste, hoy en día los trabajadores están más lejos de alcanzar una vivienda porque son demasiado caras y reducidas.

“Las condiciones económicas les impide adquirir una propiedad”, sostuvo al agregar que “cada vez las casas son más pequeñas e insuficientes para familias de cuatro o cinco integrantes”.

Lozano López, precisó que para un trabajador es necesaria una vivienda sin embargo son demasiado pequeñas a pesar de que ello constituye un patrimonio para ellos.

Frente a ello, pidió se les apoye y haya más recursos federales para que las casas sean más amplias, ya que el costo actual, el más económico es de 240 mil pesos, pero aun así hay obreros  que no alcanzan.

Puntualizó que en mayoría los trabajadores tienen de dos o tres niños y se tienen que conformar con casas con dos recámaras, una sala y un comedor pequeños, aunque sean espacios insuficientes.