México deportó a un ciudadano salvadoreño señalado como una de las 100 personas más buscadas por la policía de ese país, donde se le acusa de diversos delitos y de pertenecer a la pandilla Mara Salvatrucha (MS-13), informaron este sábado autoridades.

El salvadoreño, identificado como Herbert William Meléndez Barrientos, de 42 años, “enfrentaba diversos delitos graves”, como homicidio agravado, indicó el Instituto Nacional de Migración (INM) en un comunicado.

A su llegada a suelo salvadoreño, el peligroso pandillero fue detenido por agentes de la Policía Nacional Civil (PNC) para ponerlo a disposición de un tribunal.

Meléndez Barrientos, conocido dentro de la pandilla MS-13 con el alias de “Tiburón de San Coco”, en El Salvador también es acusado por los delitos de narcotráfico, tenencia ilegal de armas y organizaciones terroristas.

El detenido también es fundador de una peligrosa célula de la Mara Salvatrucha conocida como “San Cocos” en el occidental departamento de Sonsonate, señalaron las autoridades salvadoreñas.

El individuo fue detenido el jueves por agentes de la policía federal mexicana, en el municipio de Valle de Chalco, Estado de México, donde vivía desde hace tres años, y fue deportado luego de que pudo comprobar su estancia legal en el país.

Meléndez Barrientos fue entregado a las autoridades de El Salvador “que lo buscan derivado de su peligrosidad”, agregó el comunicado.

La Policía Nacional Civil de El Salvador indicó además que el detenido es el actor intelectual donde fallecieron ocho personas en Acajutla, en una fiesta de 15 años.

La Mara Salvatrucha es un tema crítico dentro de la compleja problemática migratoria entre Estados Unidos, México y El Salvador, pues muchos de sus integrantes migran al país vecino norteamericano donde también realizan actividad criminal.

En febrero pasado, el presidente estadounidense Donald Trump criticó duramente a El Salvador y a México por su supuesta falta de iniciativas frente a las violentas pandillas.

La violencia pandillera de la MS-13 también afecta a Guatemala y a Honduras que, junto con El Salvador, son los principales países desde donde cada año migran las personas de manera ilegal para tratar de llegar a Estados Unidos, huyendo de la inseguridad generada por la violencia del crimen organizado y la pobreza.

Una caravana de protesta de más de un millar de migrantes centroamericanos que pretendía llegar a la frontera de México con Estados Unidos generó recientemente una fuerte reacción del presidente Trump, quien ordenó la movilización de miles de militares para reforzar el límite sur de su territorio.

DR