Una familia proveniente del municipio Matamoros, se dirigía a pasar un fin de semana agradable al poblado de Padilla junto con familiares, lamentablemente 10 minutos antes de llegar a su destino sufren un fatal accidente dejando como saldo a tres personas fallecidas.
Los hechos se registraron a las 10:20 horas en el kilómetro 57 de la carretera Victoria – Matamoros, siendo el exceso de velocidad uno los principales factores lo que ocasionó este accidente.

Fuentes oficiales mencionaron que la familia viajaba en una camioneta “Buick” con placas UCD 19858, de norte a sur cuando sufren la ponchadura de un neumático, por lo que el conductor de la unidad pierde el control ocasionando que salgan del camino para terminar volcando, resultando la unidad a 40 metros de la carpeta de rodamiento entre un solar baldío.

Tres personas del sexo femenino entre ellas una menor de edad, salen impactadas de la unidad quedando inconscientes entre la maleza, y tres personas más quedaron dentro del vehiculo heridas, quienes marcaron al número de emergencias solicitando el apoyo de los paramédicos.

Al lugar llegaron paramédicos de Protección Civil del municipio de Güemes y Padilla, quienes diagnosticaron que las personas que se encontraban fuera de la unidad ya no contaban con signos vitales.

Los ahora occisos fueron identificados como: Keylie Abigail “N” de 11 años de edad, Paula “N y Veronica “N”.

De las personas atrapadas dentro del vehículo dos personas eran del sexo femenino mayor de edad, así como un niño de tres años, quienes fueron trasladados al Hospital General de Ciudad Victoria de manera urgente ya que resultaron con diagnóstico de policontundidas y politraumatizadas.

Los lesionados fueron identificados como: Iker Arturo “N” de 3 años de edad, Maria “N” de 40, y Francisca “N” de 68 años.

Al lugar arribo la Policía Federal División Caminos; Policía Estatal de Auxilio Carretero; los Ángeles Azules del Gobierno del Estado; además de la Policía Investigadora junto con servicios periciales de la Procuraduría General de Justicia del Estado, quienes acordonaron el área y realizaron el peritaje correspondiente del terrible accidente.