El pasado lunes México celebraba la coronación de Manuel Negrete como el anotador del mejor gol en la historia de las Copas del Mundo, de acuerdo con una votación en Facebook convocada por FIFA. Sin embargo, este martes también hay una fecha que conmemorar.

Se cumplen 30 años de aquella célebre y mágica obra de arte, la chilena que alborotó al Santiago Bernabéu y el autor se llama Hugo Sánchez. El 10 de abril de 1988, el “Pentapichichi” realizó la nombrada “huguiña”, aquel gol que le marcó al Logroñés.

Tras un centro de Martín Vázquez, Hugo remató el esférico con una acrobacia, jugada que es la más memorable tras su paso por el conjunto merengue, donde jugó siete temporadas y marcó 207 goles.