Aunque la temporada llegó a su fin, los Charros de Jalisco siguen dando de qué hablar en la mejor liga de beisbol del país y en esta ocasión fue su capitán y segunda base, José Manuel ”Manny” Rodríguez quien acaparó los reflectores al ganar el galardón de Jugador Más Valioso de la pasada temporada en la Liga Mexicana del Pacífico.

El outfielder logró su segundo Trofeo ”Héctor Espino” vistiendo la franela de la novena albiazul por lo hecho durante la campaña 2017-2018 de la LMP, en donde brilló como el líder de carreras impulsadas y dobletes para guiar a su equipo hasta las semifinales del certamen.

Rodríguez se llevó además el Guante de Oro en la posición de segunda base, con un porcentaje de .991, al cometer apenas tres errores en 64 encuentros.

Además del premio concedido al oriundo de Guasave, Sinaloa , los Charros de Jalisco tuvieron entre sus filas a tres galardonados más, ya que el tercera base Agustín Murillo y el jardinero Edson García recibieron el Guante de Oro al ser considerados como los mejores en sus respectivas posiciones, mientras que el abridor estadounidense Tyler Alexander se adjudicó el gallardete de Campeón de Ponches al ser el lanzador que más chocolates recetó a sus adversarios.

Por su parte, el jardinero de los Tomateros de Culiacán, Sebastián Elizalde se llevó el premio ”Matías Carrillo” como Campeón Bateador.

El trofeo ”Vicente ‘Huevo’ Romo” al Lanzador de Año fue para el estadounidense Mitch Lively de los Venados de Mazatlán, mientras que el premio ”Ronaldo ‘Ronnie’ Camacho” para el Campeón de Cuadrangulares se lo llevó el cubano Randy Arozarena.

El premio ”Baldomero ‘Melo’ Almada” para el Novato del Año, correspondió al serpentinero Jaime Lugo, en tanto que el trofeo ”Isidro Márquez”, que se le otorga al Relevista del Año, fue para Daniel Moskos, ambos elementos de los Mayos de Navojoa.

La nominación al Manager de Año correspondió al venezolano Willie Romero, de los Mayos de Navojoa, quien se agenció el trofeo ”Benjamín ‘Cananea’ Reyes”.